Poderosos se jalonean el mundo

La forma de gobernar de estos mandatarios los ha colocado como los más influyentes en el contexto mundial

FOTO. AP
FOTO. AP

El Heraldo de México registró en sus páginas durante el primer año de su nueva era cómo el presidente de Rusia, Vladimir Putin, se consolidó en el club de los poderosos mundiales.

 

FOTO: REUTERS

 

Cuando Putin fue reelecto, el pasado 18 de marzo, por cuarta ocasión para encabezar el gobierno de Rusia, se consagró como uno de los políticos más fuertes del mundo.

Su política exterior abrió lo que parece una nueva Guerra Fría con Estados Unidos: por la presunta injerencia electoral en 2016 que dio el triunfo al republicano Donald Trump; por el envenenamiento de un ex espía en Reino Unido, y debido a la alianza militar con Siria.

Por si fuera poco, es el único mandatario que durante el nuevo milenio se anexó un territorio, Crimea, que antes pertenecía a Ucrania, lo que provocó una serie de sanciones por parte de Occidente para el Kremlin, pero su resistencia lo mantiene todos los días en los titulares de los medios.

 

FOTO: REUTERS

 

En ese selecto grupo también se encuentra el mandatario chino, Xi Jinping, quien en marzo pasado consiguió la reelección vitalicia y ha consagrado a su país como la segunda potencia mundial.

Xi, de 64 años, es considerado el más poderoso dirigente chino desde hace al menos un cuarto de siglo, es objeto de una permanente propaganda que linda con el culto a la personalidad y lo presenta como líder infalible, incluso ya es comparado con Mao Zedong.

 

FOTO: REUTERS

 

La canciller alemana, Angela Merkel, quien el mismo mes logró concretar su cuarto mandato, representa la política más poderosa e influyente de la Unión Europea, no pasa nada en el bloque sin el aval de la Kaiser.

Durante varios años, Merkel ha estado en la lista de las 100 mujeres más poderosas del mundo, según la revista Forbes. Uno de sus principales pendientes es llevar a buen termino el proceso de separación de Reino Unido de la Unión Europea, el llamado Brexit.

 

FOTO: REUTERS

 

El presidente Donald Trump, no puede faltar en esa lista, más que por su logros o su influencia mundial, porque representa a Estados Unidos, el país más poderoso del mundo.

Con una política agresiva a través de Twitter, el Presidente estadounidense marca agenda al interior y al exterior de su país.

 

FOTO: REUTERS

 

Pero desde otra trinchera y bajo otros intereses, el líder norcoreano, Kim Jong-Un, llevó al límite su disputa por defender el derecho a su desarrollo nuclear, ejecutando seis ensayos de ese tipo durante 2017, para luego lograr que Washington se sentará a dialogar con él.

 

FOTO: REUTERS

 

Con una hiperinflación que crece a diario en Venezuela, el mandatario Nicolás Maduro se ha consolidado en el poder que heredó de Hugo Chávez, inclusive por encima de los chavistas, ha usado  todos los recursos que tiene a la mano, legales o no, para mantenerse en el poder y está apunto de reelegirse.

 

FOTO. AP

 

Egipto, después de vivir bajo la dictadura de Hosni Mubarak por 30 años, hoy tiene a un nuevo faraón, Abdel Fattah al Sisi, quien al inicio de abril logró un nuevo mandato con el apoyo de 97% de los votantes. Encabezó el golpe de Estado que derrocó a  Mohamed Morsi, y es considerado el salvador de Egipto.

 

FOTO. AP

 

En club lo complementa el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, quien hace cuatro años se convirtió en el primer presidente de ese país surgido de una elección, durante 12 años fue primer ministro,  aparte de sus pleitos con Europa, es un fuerte aliado militar y económico de Putin.

La singularidad, entre ellos, es que ninguno quiere dejar el poder y utiliza todas las herramientas a su alcance para conservarlo.

 

Por Israel López

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
1HFoto: Archivo/ Cuartoscuro

La marca