La marca

La identidad de un deportista tan afín con el pueblo hizo de El Santo una lovemark de fuerte proyección a futuro (Cuarta de cuatro partes)

Foto: Archivo/ Cuartoscuro
Foto: Archivo/ Cuartoscuro
La plata siempre fue el metal precioso de mayor valor para Rodolfo Guzmán Huerta, incluso más que el oro, encarnado en ese personaje que siempre admiró tras leer El Hombre de la Máscara de Hierro, de Alejandro Dumas.
Ahora, la efigie plateada de El Santo es una marca poderosa, tanto como el legado que dejó sobre el ring y la cultura mexicana.

El Hijo del Santo atribuye a esto la empatía de su progenitor con la gente humilde, el grueso de la población, y que el nacido en Tulancingo, Hidalgo, en una zona minera, siempre defendió sus raíces. Todo eso representa un capital de marca muy fuerte, considera.

Su primer atuendo como El Santo, que se hizo él mismo, es plateado, y después, en inspiración a él, el editor José Guadalupe Cruz y el director de cine René Cardona inventaron un personaje llamado El Enmascarado de Plata y lo llevaron a la pantalla grande. En un principio, a mi papá, pero no le interesó. Por eso buscaron un luchador parecido a El Santo e invitaron a El Médico Asesino. Éste lo interpretó, pero no sucedió nada. Entonces, Cruz y Cardona le insistieron: ‘Si no le interesa hacer cine, vamos hacer una historieta’. Y mi papá les dijo: ‘pero, ¿qué debo hacer?’. Y le respondieron: ‘nadamás te tomamos fotos y el señor artista se encargará de dibujar lo demás. Te cederemos los derechos y te llamarás El Enmascarado de Plata. Ahí comenzó la leyenda.

Sin embargo, habría un conflicto legal con Cruz, luego de que usó un modelo más musculoso que El Santo en una sesión de fotos donde el luchador no pudo asistir, y provocó la ira de Guzmán Huerta. De ahí aprendió a que tenía que registrar una marca, confiesa El Hijo del Santo, quien asegura poseer todos los derechos de la firma.

Mi padre registró su personaje por primera vez en 1968, ya muy tarde, pero en ese tiempo había mucho respeto, incluso en la lucha libre. Por ejemplo, si tu tenías un equipo plateado, un luchador no se atrevía a usar el color plata por respeto a El Santo. O si Blue Demon era azul, ¡pues tampoco usaban el azul! Sin embargo, después empezaron a brotar copias, y mi generoso padre aceptaba que se vistieran como él. Finalmente, la gente sabía que no eran El Santo. Entonces, fue cuando él decidió registrar a sus personajes como caracterización humana. Cuando me inicié en la lucha, lo primero que me dijo fue vete a derechos de autor y registras El Hijo del Santo, registras Santo Jr., La Sombra del Santo, El nieto del Santo… ¡Y hasta El Santo Segundo!

A mí se me hizo una exageración, pero me contestó: ‘Sí mijito, porque si yo ya me voy a retirar y tú vas a empezar a luchar, al rato va salir un Santo II o Santo III.

Así blindé la marca ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, siguiendo sus consejos, y logré proteger todo lo que era referente a El Santo, repone.

Cuando Rodolfo murió, por un tiempo estuvieron libres los namings o nombres comerciales de El Santo y El Enmascarado de Plata se quedaron sin registro, pero gracias a que El Hijo del Santo estaba activo, no hubo quien se atreviera a violar la memoria de su padre.

Siempre hay buitres, pero afortunadamente la gente de registros fue limpia, recuerda.

Cuando yo fui a preguntar, me dijeron que sí los podía registrar. Entonces yo tuve la buena idea de pedirle autorización a mi familia y a mis hermanos, porque nadie se quería hacer cargo del nombre.

Es como una bolita de nieve, porque se trata de registrar todos los nombres de El Santo y luego hay que registrar la marca, la máscara, la playera y la gorra, es un montón de cosas y un dineral, pero bueno, es una manera de blindar un personaje de esta magnitud.

El Hijo del Santo tuvo recientemente problemas con su sobrino Axel, quien se ostentaba como El Nieto del Santo, sin su permiso. Por ahora, sólo autoriza y legitima a su hijo como Santo Jr., como único heredero real de la dinastía.

Hombre de lucha

La vida de El Santo fue el clásico ejemplo del triunfador que supera su adversidad, y es una lovemark o marca que enamora, por su poder aspiracional. Rodolfo opta por el gran recurso de los niños sin recursos: el triunfo deportivo, expuso el escritor Carlos Monsiváis en La hora de la máscara protagónica, de su libro Los rituales del caos (Era, México, 2008, p .125).

Pleito
con cruz

El primer problema de El Santo con su marca fue con el editorialisa José Guadalupe Cruz, quien le sugirió hacer la fotohistorieta, pero después le quiso impedir el uso del apelativo El Enmascarado de Plata, arguyendo que era el creador del concepto, aunque no estaba registrado.

Pugna
con Axel

Axel Guzmán es el sobrino del Hijo del Santo y cuando decidió ser luchador con el naming de Nieto del Santo recibió la advertencia de que no podía porque estaba en poder de su tío. El joven dice que el heredero de El Santo menosprecia su calidad como luchador y lo obstaculiza.

Lo que viene

Santo Jr. debutó el 13 de agosto de 2017 en la lucha libre profesional, con lo que se marcó de manera oficial el inicio de la tercera generación de la Leyenda de Plata, al lado de su padre, El Hijo del Santo.Vencieron a Rayman y Ángel Blanco Jr. El novato ensangrentado alzó el puño.

LOS PODERES DE SU MARCA

IDENTIDAD

Aunque medía 1.78 m, su efigie con abdomen no marcado lo hacía ver como una persona fuerte, pero real, parecido a cualquier mexicano común.

GUADALUPANO

El máximo ícono del pueblo azteca es la Virgen de Guadalupe y El Santo era devoto a ultranza. Realizó muchas peregrinaciones tras ganar sus duelos.

PULCRITUD

Un valor importante en cualquier deportista es su limpieza para comportarse dentro y fuera de su campo de acción. La plata asemeja al blanco de la pureza.

PERTENENCIA

El Santo siempre pregonó su amor a todo lo mexicano dentro y fuera del país, por lo que se convirtió en un embajador natural de la marca México.

FIDELIDAD

La autenticidad es una
característica en El Santo,
evidenciada al preservar el incógnito de su personaje, ejemplo de convicción para niños y adultos.

POR HÉCTOR QUISPE

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
1HFOTO. AP

Poderosos se jalonean el mundo